¿Drones para la paz?

Los objetivos de este blog y los temas que quiero abordar son amplios, como ya he comentado. Así que a veces se abordan cuestiones amplias y complejas; otras veces intento dividir y tratar esos temas a partir de sus partes; y en otras ocasiones quiero ver aspectos muy concretos pero importantes, relacionados con la violencia y la construcción de la paz. Éste es uno de esos casos.

La pregunta que titula esta entrada puede resultar paradójica si identificamos los drones con aparatos que permiten matar a distancia, pero responde a algo que se está debatiendo y que ya tiene aplicaciones prácticas. Así que vayamos a por ello. ¿Pueden los aviones no tripulados contribuir a la construcción de la paz?

Avión no tripulado Predator de uso militar

Los drones y su desarrollo tecnológico están llamados a abrir debates en muchos aspectos de las relaciones internacionales. Su uso más polémico y conocido es que le da EE UU en el marco de la ‘guerra contra el terror’: asesinatos a distancia de líderes de Al Qaeda y otros grupos designados como enemigos. 

Este uso de los drones ya genera por sí solo muchos debates. Su uso para conducir “asesinatos selectivos”, ¿es legal o ilegal de acuerdo al DIH? ¿Cuál es su impacto en el derecho de los derechos humanos? ¿Qué impacto tiene su uso en las relaciones con las autoridades locales? ¿Qué ocurre cuando hay víctimas civiles?

EE UU ha sido el primero en desarrollarlos y utilizarlos con fines bélicos y sus defensores argumentan la “limpieza” de las operaciones y la ventaja de evitar bajas propias en combate. Pero pronto serán más baratos y accesibles. ¿Qué pasará cuando otros países dispongan de ellos y decidan utilizarlos de la misma forma? ¿Y cuando sean grupos armados no estatales los que lo hagan (rebeldes, crimen organizado, etc.)?

Las preguntas surgen también en otros ámbitos, ya que los drones están comenzando a utilizarse en misiones de paz y de ayuda humanitaria. Aquí también hay posiciones a favor y en contra, y los interrogantes son otros pero importantes. En misiones de paz, su uso principal sería recabar información sobre amenazas para permitir una respuesta más rápida. En derechos humanos, se plantea su uso para realizar vigilancia en zonas y países de difícil acceso. 

La información recabada por drones en misiones de paz, ¿se podrá utilizar para sustentar acusaciones de crímenes de guerra o contra la humanidad ante la Corte Penal Internacional? ¿Qué implicaciones, a su vez, podría tener esto de cara a futuras operaciones, humanitarias o de mantenimiento de la paz? ¿A quién se pedirá responsabilidad por la muerte de civiles si los drones recaban información sobre amenazas pero luego no se ejerce la protección? En último extremo, ¿puede la tecnología sustituir a la voluntad política de lograr la paz?

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó a principios de este año el uso de drones en el marco de la Misión en la RDC, para recabar información en tiempo real sobre potenciales ataques a civiles. Se trata de un buen caso de estudio ya que la MONUSCO es la misión más grande de la ONU con diferencia; tiene un mandato de usar la fuerza para proteger a los civiles, y el despliegue de drones representa una innovación. También plantea dudas, claro está. Si te interesa su uso en misiones de paz y esas dudas, te puede interesar este artículo que publiqué recientemente y que habla del tema.

¿Qué piensas tú?

Anuncios