Violencia y economías ilegales: Nuevos retos

En la actualidad hay menos guerras abiertas que en tiempos pasados. Los conflictos entre estados son un fenómeno poco frecuente, y los conflictos internos sí lo son, aunque su número se mantiene estable (y en ocasiones decrece).

Pero la pregunta es la siguiente. El hecho de que haya menos guerras, ¿significa que el mundo es un lugar menos violento? Diversos estudios apuntan a que no. Países que están en paz sufren altísimos niveles de violencia (social, organizada, transnacional) y en otros, la violencia tiene diferentes componentes y actores que hacen difícil clasificar una situación como de guerra o paz, o como violencia política o criminal.

Hay varios ejes para estudiar estas complejas situaciones. Las economías ilegales son uno de ellos. Eso es lo que he intentado en este artículo, publicado en el blog de El País “Paz, en construcción“. Un espacio que os recomiendo, por su temática y sus expertos coordinadores.

Espero que os guste.

 

 

Anuncios