Nuevo libro: Narcotráfico y crimen organizado ¿Hay alternativas?

Novedad en Icaria Editorial

Narcotráfico y crimen organizado

¿Hay alternativas?

 

Mabel González Bustelo

 

Las drogas ilegales, y las políticas nacionales e internacionales para combatirlas, tienen impactos graves en términos de paz y seguridad. Este libro muestra cómo se ha construido el consenso global para prohibir ciertas drogas y cómo EE UU lleva a cabo su “guerra contra las drogas”, especialmente en América Latina, con un enfoque basado en la militarización que ha generado violencia y violaciones de los derechos humanos.

La fumigación de millones de hectáreas en Colombia y las decenas de miles de muertos en México no han logrado frenar la producción y tráfico de drogas ilegales. El análisis de ambos países muestra un mercado ilegal con una capacidad de adaptación asombrosa. La fragmentación de los antiguos cárteles y la reacción a las presiones externas ha llevado a una reconfiguración de las estructuras y operaciones.

Los grandes capos ya no existen. Quienes dominan hoy el negocio de las drogas son grupos descentralizados y organizados como la red  2.0.

La prohibición convierte a las drogas en un mercado muy lucrativo y, por tanto, permanente, del que obtienen beneficios tanto actores ilegales como legales.

El Norte tiene un papel crucial en este negocio: no solo son sus mercados los que impulsan la producción y el tráfico, sino que aquí se queda la mayor parte de los beneficios. Este libro también analiza algunas propuestas que ahora surgen sobre una nueva política global de drogas.

unnamed

 

AQUÍ PUEDES LEER EL ÍNDICE e INTRODUCCIÓN

MÁS INFORMACIÓN

 ARTÍCULO en EL HUFFINGTON POST: 

¿Se acabó la ‘burbuja’ de Peña Nieto?

3 de noviembre de 2014

Otros artículos:

Colombia and Mexico: The Wrong Lessons from the War on Drugs

Sustainable Security, 26 June 2014

Drogas ilegales: La guerra interminable

IECAH, 28 de junio de 2013

 

Visita la página del libro en Icaria Editorial si quieres saber más

Anuncios

Exporting security? Questioning Colombian Military Engagement in West Africa

With skills and expertise in fighting insurgencies and drug trafficking networks, Colombia’s armed forces are increasingly being sought for engagement in similar security challenges in West Africa. But increasing Colombian engagement gives rise to a number of important questions – not least of which is the goal and expected outcomes of replicating militarised approaches to the war on drugs that have already failed in Latin America.

(—)

These approaches are being increasingly questioned in Latin America and continue to lose support even among high Government representatives and Presidents. Replicating them without further evaluation and careful reflection about what has worked – and what has not – is not a promising approach. Instead, approaches to drugs and organised crime in West Africa must be based on lessons learned, to avoid the repetition of past ineffective policies and their harmful effects.

These are excerpts of my first post in the blog Sustainable Security, a project of the Oxford Research Group. Both, highly recomendable for all those interested in the long-term drivers of global insecurity, and in an approach that prioritises the resolution of the interconnected underlying drivers of insecurity and conflict and the emphasis on preventative rather than reactive strategies.

If interested, you can access the whole article here.

 

The US and Colombia: building an exportable model of security

I have just published an article in Open Security about the past, present and future of the Colombian Armed Forces and their potential role and influence in a future peace and post conflict setting. After a decade of build-up they are the first Army in Latin America and enjoy high degrees of autonomy.

Through the laboratory of Plan Colombia, the US has developed its ‘stabilization’ model for counter insurgency operations. To some extent it has replicated in Colombia its own model of armed forces, counter insurgency and counter narcotics. Now the Colombia forces provide training and specialized services throughout Latin America and worldwide.

With a peace agreement with the FARC on the horizon, what is the future for Colombia’s overinflated military?

Continue reading here.

This article is part of an excellent series, Conflict in Context: Colombia, where you will find analyses in Spanish and English about the array of war and peace challenges faced by Colombia.

 

EE UU y Colombia: construyendo un modelo exportable de seguridad

Acabo de publicar un artículo Open Security. En él se analizan unas fuerzas armadas, las colombianas, que han crecido para hacer frente al conflicto y ahora son el primer ejército de América Latina. Este hecho, y la influencia de EE UU, hacen preciso analizar cuál puede ser su futuro en un eventual escenario de paz y cuál su influencia en determinar las características de éste. ¿Acometerán un proceso de reducción de efectivos e influencia o responderán por pasadas violaciones de los derechos humanos? EE UU está promoviendo a Colombia como un centro de entrenamiento de operaciones antinarcóticos y contrainsurgencia y difundiendo así su propio modelo de política de seguridad. Esto puede tener una gran influencia en un futuro escenario posconflicto. 

Puedes leer el artículo en español aquí.

El texto forma parte de una excelente serie, Conflict in Context: Colombia, donde encontrarás otros análisis, en español e inglés, de los retos que afronta Colombia, en el conflicto y en la paz.

 

 

Colombia: Espionaje al proceso de paz

Según una investigación de la revista Semana, una unidad secreta de las ramas de inteligencia del ejército ha estado espiando de forma ilegal las comunicaciones entre los negociadores del proceso de paz en La Habana. La vigilancia es más amplia pero incluye al jefe del equipo negociador del gobierno, al Alto Comisionado de Paz y en suma, a la representación gubernamental. El presidente Santos ha reaccionado con dureza, anunciando una investigación y destituyendo a dos generales.

Surgen muchas preguntas. ¿Quién dio las órdenes? ¿Quién recibió la información y con qué propósitos? Hay dos sospechosos “habituales”: sectores del ejército y/o sectores del llamado “establecimiento”. La investigación lo dirá, pero queda por ver si es un ejemplo más de la autonomía con la que operan sectores uniformados y su escaso respeto al poder civil, o un intento de boicotear el proceso de paz.

Ayer abordamos todos estos temas en el programa Enfoque, de Hispan TV. El programa se puede ver completo aquí.